in ,

Violencia Familiar: Colocaron tobillera a un individuo que desobedeció la orden judicial


Por primera vez, se implementó en nuestra ciudad, y por situación de alto riesgo de Violencia Familiar, la utilización de un dispositivo de monitoreo electrónico para el efectivo control del cumplimiento de la medida cautelar de restricción de acercamiento e impedimento de contacto ordenado al agresor respecto de la víctima.

La misma fue dispuesta por la Jueza de Paz Letrada de nuestra ciudad Dra. María Fernanda Guisande, en un trabajo en conjunto y coordinado con la Municipalidad de Ayacucho a través de la Secretaría de Desarrollo Humano, Estación de Policía Comunal, Comisaría de la Mujer y de la Familia Local, Ministerio de Mujeres y Políticas de Género de la Provincia de Buenos Aires, Dirección de Violencia de la Subdirección General de Supervisión Electrónica del Servicio Penitenciario Bonaerense, Dirección de Políticas de Género Municipal de Tandil y Jefatura Departamental de Policía de Tandil.

Este programa tiene como finalidad monitorear a los agresores y proteger a las víctimas de violencia de género en situaciones de ALTO RIESGO, el que es previamente evaluado, dependiendo de distintos indicadores, de la valoración de la denuncia y demás informes interdisciplinarios. Los dispositivos electrónicos constituyen tecnologías de verificación de presencia y localización dual diseñada a fin de efectuar un seguimiento. El sistema está compuesto por una “tobillera” y un “dispositivo rastreador” que se coloca al agresor, y un dispositivo rastreador destinado a la víctima. Los aparatos son duales porque tienen un mecanismo que les permiten reconocerse entre sí, se georreferencian y se calibran para que se active la alarma si se viola la distancia fijada. El sistema monitorea la ubicación del agresor y la víctima, fijando además zonas de exclusión o de peligro, siendo estas zonas en general la vivienda de la víctima, el trabajo, el colegio de los hijos, entre otras, es así que en caso de que el agresor se acerque a la víctima o a la zona de exclusión a una distancia menor a la establecida por el Juez o la Jueza, se emiten alarmas de emergencia en el Centro de Monitoreo, el que dará inmediato aviso a las fuerzas de seguridad y al Juez o Jueza interviniente.

Este gran avance en nuestra ciudad no hubiese sido posible sin la cooperación interjurisdiccional de todos los organismos antes mencionados, el trabajo mancomunado y solidario entre los mismos, con el fin de prevenir la violencia contra las mujeres, otorgando mayor y efectiva protección de derechos mediante la aplicación de políticas con perspectiva de género y diversidad.        

Un detenido por violar medida cautelar y un demorado por tenencia de drogas

Trabajos de pintura en la Escuela N°501